Daniel Torres Libro
04 - Contratapa libroDaniel Torres Libro

Selección de Obras y Autores de Ecuador de los Siglos XVII y XVIII por Daniel Torres Tear

$ 45

Product Description

“Selección de Obras y Autores de Ecuador de los Siglos XVII y XVIII”, pretende ofrecer y acercar al músico y al público en general, un estudio de las músicas creadas desde el siglo XVII y el siglo XVIII. En este caso se centra en los manuscritos hallados en Ibarra por Jorge Isaac Cazorla en la década de los 90, los cuales fueron analizados y transcritos por dicho autor solo en la parte poética, ya que su campo de acción era la paleografía, en su libro “El Monasterio de las Monjas y la creación de los primeros poemas y música polifónica en Ibarra”.

El libro contiene ocho obras de las cuales tres son de autores nombrados como Manuel Blasco, unos de los referente musicales del Quito del siglo XVIII; Gonzalo Pillajo, un compositor descendiente de caciques; y Joseph Hortuño, compositor criollo descendiente de una familia de músicos al servicio de la Catedral de Quito. Las demás obras son de autor anónimo. El nexo que existe entre ellas son las letras. Dichas letras fueron creadas por las monjas conceptas de Ibarra las cuales al parecer tenían un contacto fluido con compositores de la época los cuales usaban dicha poética para sus obras musicales.

La riqueza musical que emanan dichas obras son de un carácter muy singular. Obras a dos, tres, cuatro, siete y ocho voces con y sin acompañamiento que entremezclan la polifonía de un renacimiento tardío con ritmos entrelazados de pies binario y ternario produciendo las hemiolas típicas de estas músicas devenidas del carácter musical español de esta época. Aunque aquí se suman también algunos referentes sonoros autóctonos tanto en las melodías como en las armonías.

Dicho libro esta concebido de forma tal que cualquier persona que se interese por este repertorio pueda tener acceso a el sin esas complicaciones tediosas de palabras difíciles o significados casi ajenos al lector sin conocimientos en este ámbito. Y esto fue hecho así por una razón: dichas obras, como tantas otras que hay en archivos públicos y privados, son patrimonio del lugar, parte de su historia y reflejo de su cultura. Por lo tanto deberían estar accesibles a todas aquellas personas que quieran darles vida, después de 380 años de estar en un sueño profundo, para que el público de hoy redescubra ese tesoro musical que es de todos.